Blog
pieza dental que se rompe

Las 10 enfermedades dentales más comunes

Caries, mal aliento, llagas, herpes, bruxismo, gingivitis… Existen muchas enfermedades que afectan a nuestra salud bucodental. Problemas que pueden ir desde un simple flemón, a una patología más grave. Pero todos y cada uno de ellos, si no se frena a tiempo,  puede causar consecuencias, y algunas de ellas muy nocivas para nuestra salud en general. 

No todo el mundo va a acabar padeciendo una u otra enfermedad bucodental, pero sí es cierto que de entre todas ellas, hay algunas que son más comunes o frecuentes. Son las que tienen una alta prevalencia entre la población, o son, simplemente, aquellas que son más proclives a desarrollarse en algún momento de nuestra vida. 

Aquí vamos a enumerar las 10 enfermedades dentales más comunes, y  cómo prevenirlas o curarlas. Eso sí, recuerda que los contenidos de este blog no sustituyen a las recomendaciones y prescripciones que en Clínica Dental Acevedo nuestros especialistas puedan ofrecerte.

Las enfermedades bucodentales más comunes son: 

  1. Caries dental. Es la segunda enfermedad más prevalente después del resfriado. Está causada por ciertas bacterias. A medida que la caries avanza, las bacterias pueden llegar a invadir la parte viva del diente (dentina y pulpa). Debido a esa afectación, es necesario un tratamiento profesional para eliminar la infección, detener el proceso de la enfermedad y sellar el diente. La mejor prevención, es una correcta higiene dental a diario, así como las limpiezas dentales profesionales periódicas. 
  2. Gingivitis. Es la primera fase de las enfermedades periodontales, que afectan a 8 de cada 10 adultos españoles. De hecho, hay estudios que evidencian que el 100% de las personas sufrirán gingivitis en alguna ocasión a lo largo de su vida. Se trata de una infección de la encía, es decir, de los tejidos que rodean y sostienen los dientes. Se produce principalmente por acción de las bacterias que se acumulan sobre los dientes y las encías, formando una fina capa conocida como placa dental o biofilm dental. Las enfermedades periodontales son una de las principales causas de la pérdida de dientes en adultos. La base de la prevención es la realización de una adecuada higiene dental diaria siguiendo recomendaciones específicas para cada persona. 
  3. Halitosis o mal aliento. Un alto porcentaje de las personas, hasta un 85%, padecen mal aliento persistente a causa de una afección dental. La enfermedad de las encías, la caries, el cáncer oral, la boca seca y las bacterias en la lengua son algunos de los problemas dentales que pueden causar mal aliento. También el   tabaquismo
  4. Llagas o aftas. Las llagas son úlceras que aparecen dentro de la boca y no en los labios (no confundir con herpes). No son contagiosas y pueden desencadenarse por muchas causas diferentes, desde infecciones virales, a lesiones por un limpieza agresiva, por un mordisco o lesión bucal, o también pueden aparecer por estrés, falta de ciertas vitaminas y minerales en la alimentación (en especial el hierro y el ácido fólico), o por cambios hormonales o alergias a ciertos alimentos. En general las llagas no precisan ningún tipo de tratamiento y suelen desaparecer espontáneamente. Pero, los enjuagues con colutorios especiales o con agua con sal pueden favorecer su curación. 
  5. Herpes labial. Es una infección provocada por el virus del herpes simple que suele afectar a los labios. Es contagiosa y, desgraciadamente, no existe cura para la infección por el virus del herpes simple, por lo que puede regresar. La medicación antiviral puede ayudar a que el herpes se cure más rápidamente y puede hacer que reaparezca con menos frecuencia.
  6. Sensibilidad dental. Es un problema común pero no es un trastorno dental poco habitual, al contrario, puesto que alrededor del 35% de la población padece o ha padecido a lo largo de su vida de sensibilidad dental. Es una señal de alerta ante la retracción de encías o la pérdida de esmalte dental. 
  7. Traumatismo dental. Un accidente puede causar desde una pequeña grieta hasta una fractura complicada del diente. El tratamiento dependerá de la gravedad del traumatismo y puede ser desde reconstruir la parte rota con una resina de relleno hasta la colocación de una corona.  
  8. Mala oclusión dental. Puede parecer algo que no afecta a nuestra salud, pero no tener una oclusión correcta es una patología. La solución, la ortodoncia, que no es solo cosa de  niños. Enderezar los dientes torcidos y alinear la mordida no solo para conseguir una sonrisa más bonita. Puede ser una parte clave para mejorar la salud dental en general, aliviando síntomas como el dolor en la mandíbula.
  9. Bruxismo.  El bruxismo o “rechinar de dientes” es más común de lo que nos parece. Se produce cuando se aprietan fuertemente los dientes superiores con los inferiores y además se mueven de atrás a adelante y viceversa, generalmente de forma inconsciente. Aunque es complicado eliminarlo, no es imposible. Lo que sí está demostrado es que los síntomas se pueden paliar y reducir. Para ello, lo más importante es acudir al especialista.
  10. Cáncer de boca. Es una enfermedad grave y puede ser mortal que, desgraciadamente, afecta a millones de personas. Los principales factores de riesgo son el tabaco y el alcohol. Las revisiones regulares por parte del dentista pueden ayudar a detectar el cáncer oral temprano. 
Tags:
Compartir:

Comments are closed.

Una cookie es un pequeño archivo de texto que un sitio web guarda en su ordenador o dispositivo móvil cuando usted visita el sitio. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios y analizar el uso de nuestro sitio web. Al hacer clic en {aceptar}o navegar por este sitio, usted acepta la colocación y el uso de estas cookies para estos fines. Para obtener más información sobre nuestras cookies, visite nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir el chat
¿Podemos ayudarte?