Blog

Bruxismo y férula de descarga

Qué es y cómo tratar el bruxismo (rechinar los dientes)

¿Aprietas frecuentemente los dientes -durante el día o mientras duermes-? ¿Los tienes muy desgastados? ¿Tienes dolor en la mandíbula y te suena al masticar? Posiblemente sufras de bruxismo.

El bruxismo es el término con el que se conoce el “rechinar de dientes”. Se produce cuando se aprietan fuertemente los dientes superiores con los inferiores y además se mueven de atrás a adelante y viceversa, generalmente de forma inconsciente. Es un acto que, normalmente, se hace de forma inconsciente y no se puede controlar, pero sí evitar sus consecuencias.

Pero empecemos sabiendo cuáles son las causas del bruxismo. Éstas hay que buscarlas en varios factores que pueden influir en su aparición:

  • Estrés, ansiedad y nerviosismo.  
  • El tipo de alimentación.
  • Malos hábitos del sueño.
  • Una mala alineación de los dientes.

Uno de los principales problemas del bruxismo es que a consecuencia de éste, aparecen diversos síntomas no solo molestos, sino en algunos casos de cierta gravedad. Y es que, cuando se rechinan y se aprietan los dientes de forma constante, se ejerce una excesiva presión en los músculos, los tejidos y las estructuras que rodean la mandíbula, acarreando auténticos problemas. ¿Cuáles son esos síntomas?

  • Sensibilidad en las encías y en los dientes ante alimentos fríos y calientes.
  • Dolor en la mandíbula, el oído e incluso la cabeza.
  • Varios problemas en la articulación temporomandibular (ruidos al masticar, inflamación, e incluso se puede bloquear dejando la boca con una apertura mínima, etc.).
  • Estrés e insomnio.

El bruxismo aunque es complicado eliminarlo, no es imposible. Lo que sí está demostrado es que los síntomas se pueden paliar y reducir. Para ello, ante alguno de los síntomas, lo más importante es acudir al especialista. En Clínica Acevedo contamos con un equipo médico experto en esta sintomatología, que te ayudará a encontrar la solución más adecuada. Normalmente, el tratamiento más utilizado, pasa por la realización una  férula de descarga a medida, similar a un protector bucal pero más duro, que suele emplearse durante la noche (cuando se duerme) y que ayuda a disminuir todos esos molestos problemas. Pero también es importante tomar otras sencillas medidas como:

  • Evitar tomar alimentos duros.
  • Realizar ejercicios de relajación que ayuden a reducir el estrés.
  • Masajear la zona afectada -la mandíbula-.
  • Beber mucha agua.
Compartir:

Deja un comentario

Una cookie es un pequeño archivo de texto que un sitio web guarda en su ordenador o dispositivo móvil cuando usted visita el sitio. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios y analizar el uso de nuestro sitio web. Al hacer clic en {aceptar}o navegar por este sitio, usted acepta la colocación y el uso de estas cookies para estos fines. Para obtener más información sobre nuestras cookies, visite nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies