Tratamientos

Tratamiento endodoncia dental

Tratamientos dentales

¿Qué es una endodoncia?
Podemos decir que se trata del último tratamiento posible para salvar una pieza dental. Comúnmente se conoce como "matar el nervio”. Se realiza en los casos en que la caries ha profundizado demasiado y llega hasta el nervio. Una vez el nervio está afectado no hay forma de sanarlo, por lo que hay que extraerlo dejando la pieza funcional, aunque sin vitalidad.

¿En qué consiste?
Consiste en la eliminación del nervio y los vasos sanguíneos de la pieza, su desinfección y posterior sellado, con el fin de mantener la pieza en sus funciones masticatorias.
La endodoncia se lleva a cabo con instrumental muy específico. El proceso que realizamos es el siguiente:

  • Acceder a la cámara pulpar del diente.
  • Limpieza de la zona para que esté libre de bacterias.
  • Extirpación de la pulpa.
  • Desinfección nuevamente de la zona. En nuestro caso aplicamos el láser dental debido a su gran poder bactericida.
  • Moldear la raíz mecánicamente y sellarla con materiales biocompatibles especiales.
  • Reconstrucción de la pieza con composite.

Por último, siempre aconsejamos colocar una funda o corona debido a que la pieza queda muy debilitada y corre el riesgo de fractura. Esta intervención se realiza mediante anestesia local. La duración de la intervención es variable dependiendo del número de raíces de la pieza a tratar.
Tras la endodoncia, generalmente el dolor desaparece, aunque debido a la manipulación de los tejidos pueden aparecer molestias solucionables mediante analgésicos que nuestro/a odontólogo/a pautará.

Endodoncia con láser | Clínica Dental Acevedo

¿Cuándo realizar una endodoncia?

Los motivos por los cuales realizar este tipo de tratamiento son muy diversos. Resumiendo, podríamos decir que se debe realizar una endodoncia cuando el especialista detecta:

  • Caries extensas que generan infección y fuerte dolor.
  • Si aparece un flemón o fístula.
  • Casos de pulpitis agudas y crónicas irreversibles.
  • Dientes que ya no cuentan con su nervio (necrosis).
  • Dientes que han recibido una endodoncia previa y hace falta reforzarla.
  • Traumatismos en los que se vea afectado el nervio.

En muchas ocasiones, la endodoncia nos ayudará a salvar una pieza, aunque si el diente está muy afectado, puede recomendarse su extracción.

Una cookie es un pequeño archivo de texto que un sitio web guarda en su ordenador o dispositivo móvil cuando usted visita el sitio. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios y analizar el uso de nuestro sitio web. Al hacer clic en {aceptar}o navegar por este sitio, usted acepta la colocación y el uso de estas cookies para estos fines. Para obtener más información sobre nuestras cookies, visite nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Powered by