Blog

Los beneficios del sol para nuestros dientes

España es un país con muchas horas de sol todo el año, pero especialmente en primavera y en verano. Con la llegada del buen tiempo, los días más largos y con más sol, incluso a muchas personas les cambia el carácter y se sienten más optimistas y de buen humor. Y es que la luz solar nos afecta, por dentro y por fuera. Los baños de sol, además de ayudarnos a mantener un buen tono de piel (siempre que se tome con precaución y siguiendo las recomendaciones de los dermatólogos), también pueden tener otros beneficios para nuestra salud, que son más desconocidos. Especialmente, si hablamos de la relación entre el sol y nuestra salud bucodental. Desde Clínica Acevedo vamos a desvelar aquí algunos de estos efectos beneficiosos. 

 

La clave, la vitamina D

Por todos es sabido que el sol es esencial para la vida. Incluso muchos ya saben que es clave para disponer de oxígeno o de alimento, pero también para sintetizar una vitamina tan importante como la D, que es vital para nuestra salud. Esta vitamina es fundamental para el organismo y en especial para fortalecer los huesos. Y unos huesos en buenas condiciones ayudan a que los dientes se mantengan bien sujetos. 

Y algo que la hace especial es que la vitamina D, a diferencia del resto de vitaminas, no podemos ingerirla a través de los alimentos, sino que la generamos precisamente con el sol. Es cierto que algunos alimentos contienen cantidades mínimas y también es posible tomar un suplemento alimenticio que ayude a nuestro organismo a generarla, pero la mejor manera de conseguir esta vitamina es de forma natural.

Pero no hay que pensar que es necesario exponerse muchas horas al sol y sin protección, simplemente con algunos minutos exponiendo nuestros rostro, brazos o piernas es suficiente. 

Y esto ¿por qué está relacionado con nuestra salud bucodental? Es bien sencillo, además de la importancia de tener unos huesos fuertes y sanos para mantener la dentadura -como decíamos antes- el esmalte dental está formado por calcio y fosfatos y la vitamina D es esencial para que el cuerpo pueda absorber dichos nutrientes.

Además, muchos expertos han demostrado que una falta o carencia de vitamina D incide en el desarrollo de enfermedades de las encías. Es más, existen estudios realizados en varias universidades donde se relaciona el déficit de vitamina D con el rechazo de los implantes dentales.

 

¿Cuánto tiempo hay que estar al sol?

Como decíamos antes, no es necesario pasarse horas y horas al sol. Cada persona necesitará un tiempo determinado para poder generar la vitamina D. Por ejemplo, los niños necesitan menos tiempo que los adultos porque su organismo sintetiza mejor esta vitamina.  

La hora a la que te expongas también es importante, así como el lugar donde tomes el sol (no es lo mismo tomarlo en latitudes muy al Norte o estar al Sur), y, evidentemente, también el tipo de piel (las personas morenas consiguen sintetizar la Vitamina D más rápidamente). Para resumir, y generalizando mucho, podríamos decir que en primavera y verano con unos 10 o 20 minutos tres o cuatro veces a la semana es suficiente, mientras que en invierno, habría que exponerse al sol un poco más, una media hora tres o cuatro veces a la semana. 

 

Ahora que ya sabes lo importante que resulta el sol para los dientes, no dudes en ponerte en contacto con nosotros  para aclarar cualquier duda

 

Comments are closed.

Una cookie es un pequeño archivo de texto que un sitio web guarda en su ordenador o dispositivo móvil cuando usted visita el sitio. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios y analizar el uso de nuestro sitio web. Al hacer clic en {aceptar}o navegar por este sitio, usted acepta la colocación y el uso de estas cookies para estos fines. Para obtener más información sobre nuestras cookies, visite nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir el chat
¿Podemos ayudarte?